Habitaciones de niños y adolescentes

 

La semana pasada me entrevistaron para el diario Ara, para un reportaje de su suplemento “Criatures” que salió el sábado 10 de septiembre. Os traduzco el texto de la periodista Paloma Arenós:

 

Reportaje publicado el 10 de septiembre de 2011 en el diario Ara

 

A mi manera. Habitaciones con personalidad.

Más allá de los gustos y de las aficiones, que guían a muchos niños y adolescentes en la decoración de sus habitaciones, se debe tener en cuenta el orden, y una buena distribución del espacio ayudan a potenciar el estudio.

Por Paloma Arenós

Foto: Cristina Calderer

 

El deporte, el cine, la literatura, la música y las series de televisión protagonizan las paredes de muchas habitaciones infantiles y juveniles.

            Jordi Lázaro, de 13 años, da la bienvenida a su micromundo con un póster con todo el equipo del Barça de hace dos temporadas, su nombre con letras de madera y dos cromos de fútbol enganchados dedicados a los lugares de origen de sus padres: del Valencia para Esteve y del Salamanca para Teresa. También hay sitio para otro adhesivo de baloncesto, el deporte que practica desde los 6 años. Dentro del dormitorio, en unos nueve metros cuadrados, conviven una cama alta sobre cajones, una mesa de estudio, una silla y diversas estanterías. Hay un cuadrito pintado por su padre, una foto de Jordi en el museo  del Barça, una colección de figuras del Señor de los anillos, algunas medallas de torneos de baloncesto, recuerdos de su paso por la escuela y dos angelitos pintados por su madre. “No la quiero decorar con demasiadas cosas más pues es pequeña. Pero a mi me gusta como está porque es mi espacio, donde me encuentro bien”, explica el estudiante. Reconoce que las habitaciones de sus amigos son parecidas a la suya de medida y “casi nadie cuelga pósters como posiblemente hacen las chicas. No tengo demasiados ídolos, solo el Barça”, subraya.

            Los niños suelen dormir en una habitación decorada por adultos, pero a medida que se van haciendo mayores quieren dejar patente su personalidad e intentan hacer cambios. De pequeños, los personajes de Disney hacen furor. A partir de los 8 años, hay niñas que cuelgan pósters de ídolos como Hanna Montana o Justin Bieber, de personajes de la serie Patito feo, de dibujos animados como Barbie y las hadas de Winx Club. Los niños optan más por ilustrar paredes, corchos o puertas con imágenes de los Gromiti, Harry Potter, Jerónimo Stilton, Phineas y Ferb, así como ídolos del deporte.

 

            La decoradora de interiores Eugènia Gil cree que si el espacio interior de la casa es reducido y no se puede establecer una habitación dedicada en exclusiva para estudiar, “se deben distribuir con acierto las tres funciones principales en un mismo espacio: descanso, juego y estudio”. Propone utilizar el color para marcar los límites entre el deber y el ocio: los colores fríos para la concentración y los más cálidos y claros para la zona de dormir, o también se pueden aplicar vinilos decorativos, muy de moda.

            La mesa, de una medida razonable para poder trabajar con comodidad, debe estar bien iluminada y que se acompañe con una silla confortable y ergonómica. Cerca debe tener estanterías, cajoneras y otros muebles auxiliares donde guardar los libros y los accesorios para poder trabajar.

Buscando el silencio

Lo ideal, según Gil, es que la habitación tenga una ventana con luz natural y que está bien aislada del ruido. “El silencio es a menudo más prioritario que poner en práctica todos los consejos decorativos, ya que el ruido es incómodo y no deja concentrarse”. Regala una receta para amortiguarlo: “Se puede poner música instrumental suave de fondo. Un sonido armónico a bajo volumen resultará relajante para el estudiante”. Jordi Lázaro, que el lunes comienza segundo de ESO, hace los deberes “tarde, por la tarde, después de actividades extraescolares como el baloncesto y el conservatorio, porque es cuando hay más silencio en casa”.

            Los catálogos de las principales empresas de mobiliario muestran habitaciones infantiles y juveniles con mucho mueble compacto y polivalente. Se aprovecha el espacio reducido con camas-nido con cajoneras, literas y camas elevadas con un estudio debajo. Con excepciones, las familias acostumbran a tener dormitorios pequeños y los hijos hacen los deberes en el comedor o en la cocina.

Equilibrio natural

El feng sui es un sistema ancestral de geomancia desarrollado en China que, en las últimas dos décadas, ha arraigado en Occidente como un método para mejorar la calidad de vida de las personas después de modificar ciertos espacios de la casa o del lugar de trabajo. La arquitecta Ana Fonta, especializada en bioconstrucción y feng sui, reconoce que se decanta más “por el fondo de sentido común que consiste en esta enseñanza milenaria que trata de trasladar el equilibrio natural a la casa, que no tanto por todos los componentes esotéricos que nos han querido vender en Occidente”. A pesar de que un estudio de feng sui debe ser personalizado, Fonta propone unos preceptos generalistas para quien quiera organizar una habitación juvenil. “Para tener un buen descanso y concentración es fundamental eliminar todo lo que genera ondas electromagnéticas, ya que alteran el sistema nervioso. Lo ideal sería no tener televisión, equipo de música, consola, ordenador ni despertador electrónico donde se duerme. Como mínimo al anochecer se debería desenchufar todo, y no dormir con móviles ni cargadores”, aconseja. También dice que el wifi se debería apagar cada noche y evitar los teléfonos inalámbricos “porque emiten ondas peligrosas para la salud”. Por detrás del cabezal no debería pasar ningún cable eléctrico y, según aconseja, “se debe evitar que la cama no dé a la pared donde esté la nevera de la cocina porque su maquinaria tampoco deja descansar bien”.

            Para Fonta, es fundamental que un dormitorio tenga luz natural y que esté bien ordenado. “La limpieza es fundamental en el feng sui para que circule el chi o energía vital, pero también es de sentido común en la vida cotidiana”. Por eso recomienda que en este inicio de curso, padres e hijos hagan una revisión conjunta de la habitación para seleccionar qué es útil. “Tendemos a acumular demasiados trastos y vale la pena hacer partícipes a los niños para que escojan los juguetes, los libros y el material escolar que hacen servir realmente y para que donen lo que tienen amontonado desde hace tiempo. Esto renueva la energía”, subraya.

Elección de colores. Fuente de información

En el mundo de la decoración, los colores con los que se pintan las paredes dan mucha más información de la que nos imaginamos. En el caso de una habitación juvenil, el azul estimulará la mente del hijo, mientras que el violeta, color de la sabiduría, despertará su intelectualidad. El verde claro potencia la concentración y es ideal para la mesa de trabajo. Los tonos cálidos, pero poco saturados, como los naranjas, rosas, amarillos o incluso los marrones y ocres se aconsejan para el espacio donde se duerme. Y el blanco siempre dará sensación de amplitud.

            En el caso de tener un hijo adolescente que quiera tener las paredes de tonos muy oscuros o extremados como el rojo, la arquitecta especialista en feng shui, Ana Fonta, propone un paso intermedio. “Se puede negociar y dejarle que se pinte una de las paredes con su color favorito, por ejemplo en la del cabezal de la cama. Se les debe permitir porque están formando su personalidad y no es necesario discutirse. La habitación está viva y evoluciona constantemente y debemos centrar más los esfuerzos en el orden, por ejemplo, que pelearse por esto”, apunta. La experta sugiere que se apliquen “colores fríos para niños movidos o hiperactivos, mientras que los cálidos animan a los más apocados”.

 

En próximos posts daré algunos consejos más sobre la habitación de los más pequeños. Pensad el que dormitorio es quizás la estancia más importante de la casa, pues es en la que pasamos más horas en permanencia continuada. Además, durante esa actividad tan tonta que es dormir se producen numerosos procesos biológicos indispensables para nuestro bienestar y nuestra salud, y que a menudo no tenemos en cuenta.

 

Audio: “In my room” de The Beach Boys, cantada por el grupo argentino Los Pericos.

http://grooveshark.com/s/In+My+Room/33r0hU?src=5

Anuncios

2 comentarios sobre “Habitaciones de niños y adolescentes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s